Normativa Los cambios que traen los nuevos Códigos Urbanístico y de Edificación

La SCA ofreció un seminario orientado a destacar las modificaciones más importantes que plantea la reforma y despejar dudas sobre la gestión de trámites.

A la complicada situación económica actual del país que impacta sobre la actividad de la construcción, se suma el largo proceso de actualización de los códigos Urbanístico y de Edificación, que también afecta el ejercicio profesional en la ciudad de Buenos Aires.

En coincidencia con la aprobación de ambos códigos en primera lectura, el arquitecto Agustín García Puga brindó una charla para informar sobre las modificaciones más importantes que plantean ambos proyectos en manos de la Legislatura.

Uno de los cambios que se destacan en el Código Urbanístico establece la desaparición de los distritos. A partir de ahora, pasan a llamarse Unidades de Sustentabilidad y Corredores. El proyecto aprobado en primera lectura establece un rango de seis alturas máximas para las futuras construcciones. A su vez, desaparecen los indicadores del FOT y las troneras. Mientras que el método gráfico de cálculo del centro libre de manzana sigue siendo el mismo (mediante cuartos y medianas) y la línea interna de basamento llega al tercio de la manzana. Además, en la última versión del plano urbanístico se modificaron los colores de referencia para clarificar la identificación de las diferentes áreas y corredores.

Las seis morfologías se denominan Corredor Alto con 38 metros (PB + 12 pisos) y dos retiros; Corredor Medio, 31 metros (PB + 9 pisos) más dos retiros; Unidad de Sustentabilidad de Altura Alta, con 22 metros (PB + 6 pisos) más dos retiros; Unidad de Sustentabilidad de Altura Media 16,5 metros (PB + 4 pisos) más dos retiros y Unidad de Sustentabilidad de Altura Baja. Esta última se subdivide en Baja 1 con 9 metros (PB y dos pisos) sin retiros; y Baja 2, con una altura máxima de 10,5 metros (PB + 2 pisos) más un retiro.

“No existe más el criterio de planta baja libre, que actualmente permite ganar altura. Ahora se debe plantea respetar la restricción de altura y cantidad de pisos dada por la volumetría y habrá que evaluar la posibilidad de realizar desniveles o entrepisos”, acota García Puga. Y agrega: “Estamos haciendo un poco de futurología porque no sabemos cómo se van a aprobar finalmente. Además, suele haber diferencias interpretativas cuando aparece una nueva ley. Se pone una vara muy alta al principio y luego empiezan las interpretaciones o acordadas que hacen que funcione de otra manera”.

En cuanto a los retiros, el asesor aclaró que el segundo está destinado a servicios generales. Y que el sobre recorrido del ascensor podrá superar los planos límite autorizados en 2 metros en las Unidad de Sustentabilidad de Altura Baja 2 y Media, y 3,25 metros en la Unidad de Sustentabilidad de Altura Alta, y los Corredores Medio y Alto.

También se podrán realizar balcones más grandes. La propuesta es que puedan sobrepasar 1,50 metros la Línea de Frente Interno y también la Línea Municipal, guardando siempre una distancia mínima de 0,50 metros del cordón de vereda. En las avenidas con ancho mayor de 30 metros podrán sobresalir 2 metros, cumpliendo la distancia mínima al cordón. Esto deja sin efecto el cálculo a partir del ancho de calle dividido 12.

A partir de la reforma, las áreas de mixtura de usos serán cuatro para toda la Ciudad, donde el uso residencial está permitido en todas. En cambio se prohibirá en el Área Ambiental Buenos Aires Centro la ampliación, construcción y habilitación de garajes y/o playas estacionamiento cubiertas o descubiertas. Por último, vale destacar la introducción de cinco tipos de enrase para el completamiento de tejido, clasificados por el ancho del frente del lote.

Respecto al Código de Edificación, García Puga celebró la introducción de una clasificación de los tipos de permisos de obra según su complejidad, tendiente a simplificar su tramitación. Y la creación del permiso de obra en proyecto: ”Servirá para verificar la factibilidad y salir en busca de inversores”.

El cambio de las medidas mínimas de los ambientes es otra de las grandes y polémicas modificaciones. Las cocinas reducen su superficie mínima a 3 m2. Los baños a 2,50m2 (si es único debe cumplir con la accesibilidad y puerta de 80 cm). Además, desaparecen las categorías de los dormitorios, cuyo lado mínimo será de 2,50 metros incluyendo el placard. El estar también reduce su tamaño mínimo (2,80 metros de ancho y 9 m2). “Todas estas medidas mínimas tienen prevista una tolerancia de un 3% en la medición en obra, con lo cual incluso las alturas reales podrían ser menores”, enfatizó el especialista.

Fuente: clarin.com